Objetivos

En primer lugar, lo que consideramos más importante en Mamá Osa, la base para lograr cualquier objetivo es crear y mantener en todo momento un ambiente tranquilo y familiar, donde los niños se sientan muy queridos y relajados. De esta forma, podrán ampliar sus figuras de referencia como también manifestarse de forma espontánea.

En cuanto a objetivos propiamente dichos, citaremos algunos:

  • Desarrollo de la autonomía: el niño ha de aprender a solucionar los pequeños problemas que le surjan al cabo del día, de forma cada vez más independiente de los adultos.
  • Adquisición de normas de educación y hábitos de higiene, alimentación, descanso, etc.
  • Fomento del juego, a través del cual adquirirán múltiples aprendizajes.
  • Sociabilización: convivir en sociedad, comunicarse, aprender a compartir y respetar a los otros.
  • Estimulación sensorial: vista, oído, tacto, olfato y gusto. Especialmente trabajamos el desarrollo del lenguaje, mediante cantos, canciones, imágenes y conversaciones. También concedemos un significativo protagonismo a la música, con clases especiales.
  • Estimulación motriz: a través de la psicomotricidad trabajamos el desarrollo de la marcha, la lateralidad, el equilibrio, la relajación, etc. También la coordinación óculomanual, la destreza, etc.
  • Construcción de la identidad: reconocimiento del propio cuerpo (las partes y el todo), diferenciación entre yo y los otros.
  • Desarrollo de la expresión corporal a través de la representación, la interpretación y el baile.
  • Iniciación matemática mediante clasificaciones, secuencias, conjuntos y conceptos.
  • Potenciar la curiosidad por descubrir, explorar y experimentar.
  • Igualdad e interculturalidad.
  • Trilingüismo: castellano, mallorquín e inglés. Nuestra intención es que, desde bebés, los niños se acostumbren a escuchar diferentes lenguas de forma natural y aprendan una perfecta pronunciación.